¿Cómo sé si alguien tiene autismo?

El autismo es una condición del neurodesarrollo que no tiene características física evidentes que nos hagan saber que hay algo distinto a las personas neurotípicas (que no están dentro del espectro). Por lo general, se manifiesta a través de algunos comportamientos o conductas fuera de “lo común”. Hay algunos que puede ser muy notorios y otros pasar desapercibidos, por lo que la observación es factor clave en la detección. 

Signos de Alerta

Enlace Autismo determinó 6 signos de alerta de autismo para la  en la detección de personas en edad temprana, con esta condición, los cuales se enumeran a continuación:

Desarrollo atípico del lenguaje

Comenzó a decir palabras, sin embargo, entre el año y medio y dos años de edad, dejó de hacerlo.

Dificultad para comunicarse

Si el niño quiere algo que no puede obtener por él mismo, toma la mano del adulto y lo lleva a lo que él, sin hablarle, ni mirarle.

Aparente falta de Atención

Parece no escuchar cuando se le habla.

Estereotipias

Tiene movimientos repetitivos (mueve las manos, camina de un lado a otro, sube y baja escaleras, se balancea)

Dificultades sensoriales

Es muy sensible a los ruidos (incluso se tapa los oídos); a las texturas (buscando quitarse los zapatos o la ropa); a la comida (es selectivo y/o repetitivo en los alimentos), y les gustan las sensaciones físicas, estimulantes.

Intereses restringidos o falta de juego imaginativo

Juega de manera repetitiva, mecánica, con pocas variantes. No hay juego, ni juego de roles.

¿A qué edad se puede hacer diagnóstico?

 Una detección temprana puede darse entre los 18 meses y 3 años de edad que es cuando comenzamos a tener mayor interacción social, desarrollo del lenguaje y se definen patrones de conducta. Sin embargo, puede haber personas que presentes signos de autismo tan leves que pasen desapercibidas durante años y sean más evidentes en la adolescencia o en la vida adulta, por lo que el diagnóstico puede realizarse a cualquier edad. 

Importancia de la Detección Temprana

Si las condiciones del espectro autista se identifican cuando la persona está aprendiendo a interactuar con lo que le rodea, será más sencillo para su cerebro aprender, desde su percepción, a convivir con el entorno. Por ende, La detección temprana del autismo es clave para recibir una mejor intervención terapéutica. 

Presentar signos no es determinante, se requiere un diagnóstico integral

El hecho de que una persona presente problemas de comunicación o sensibilidad sensorial no necesariamente significa que se está dentro del espectro, pero una combinación de las características puede sugerir que la condición está presente. 

¿Cómo se hace un diagnóstico de autismo?

Para poder evaluar si una persona se encuentra dentro del espectro autista debe realizarse un diagnóstico integral, el cual comprende un proceso de observación axhaustiva y análisis a profundidad del comportamiento del individuo, así como la evaluación de su desarrollo. Las evaluaciones comprenden las áreas intelectuales, motoras, conductuales, sociales, sensoriales, médicas, neurológicas y genéticas, entre otras. Determinar si se tiene o no autismo es muy complejo y por ende, sólo debe diagnosticarlo personal especializado. 

Visita nuestro Directorio Especialistas